El secreto es dejar la pereza a un lado para tener la casa más organizada y una mañana más tranquila.

Incluso después de un día agotador realizar algunas tareas antes de ir a la cama dejará tu casa ordenada y tendrás una mañana mucho más relajada.

Incluya estos hábitos en tu rutina nocturna si deseas que el día siguiente sea un día libre del desorden:

  1. Ordenar el salón

La manera en la que dejas las cosas por la noche es como las encontrarás a la mañana siguiente.  Si ordenas el salón antes de dormir encontrarás por la mañana un ambiente limpio, calmo y sin agobios para empezar el día.

  1. Limpia las superficies usadas con frecuencia

Una mesa de trabajo limpia es una herramienta de organización muy importante, porque permite localizar, priorizar cosas y agregar procesos en las tareas del día a día. No vayas a la cama sin limpiar la mesa de trabajo, la mesa de comedor y las encimeras de la cocina.

  1. Completa las tareas

Por ejemplo, quitar la suciedad del lavabo, tirar las bolsas de la basura, etc;  evitan tener que hacerlo al levantarse por la mañana. Así, por la mañana podrás aprovechar el tiempo para tomar un desayuno con calma teniendo todo en orden.

  1. Prepara todas tus cosas para el día siguiente.

Intenta organizar por la noche todos las cosas que necesitas para el día siguiente: ropa para el gimnasio, almuerzo y bocadillos, la mochila de los niños, la ropa de los niños, etc. Separa 15 minutos para ordenar todo eso a la noche anterior, te facilitará y reducirá tu lista de tareas antes de salir de casa.

  1. No dejar nada tirado por el suelo.

Para no correr el riesgo de tropezarse con nada al levantarse en medio de la noche, asegúrate de guardar todos los zapatos, empujar las sillas y no dejar nada por el suelo. Todo esto también hace la diferencia para llegar lo más cerca posible de una casa bien organizada.

  1. Guarda la ropa limpia.

En vez de dejarlas apiladas en el sillón, lo mejor es guardarlo. Si estás muy cansado, colgarlas en un gancho o perchas ayuda muchísimo.

  1. Coloca la ropa sucia en la cesta

Puede ser tentador dejar la ropa sucia tirada por el suelo de la habitación o del baño. Recorra la ropa y coloque dentro de un cesto para ropa sucia. Es un pequeño paso para evitar el desorden y ayuda mucho a la hora de lavar las prendas.

  1. Prepara  la ropa que vas a vestir el día siguiente

Ya sea para el trabajo o para otro compromiso, dejar la ropa preparada a la noche anterior va a facilitar y mucho a la hora de vestirse.  ¡Ahorrarás tiempo!

  1. Prepara una lista de tareas para el día siguiente

Asigna una hora para cada actividad. Construir tu horario te ayudará a saber cuánto tiempo tienes disponible.

  1. Toma distancia de aparatos tecnológicos

Hay muchas razones para hacer de tu cama un lugar libre de tecnología, incluyendo lo muy perturbador que es cuando los dispositivos se encienden, vibran o suenan en medio de la noche. Por eso, lo ideal es deshacerse de esos aparatos. Apague los ordenadores  y los televisores, y coloque el teléfono para cargar en otra habitación de la casa.

Estos solo son algunos consejos, pero ahora te toca a ti ponerlos en práctica.

Categorías: Uncategorized

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial