Decídete a organizarte y así aprovechar al máximo tu día

Con un poco de organización es posible hacer que las noches sean más productivas sin comprometer el sueño, lo que es importante.

Algunos estudios muestran que tener una rutina es algo que ayuda a mantener la energía cerebral. Esto aumenta nuestra la tranquilidad y es bueno incluso en los momentos en que hay que tomar grandes decisiones. Así que, si lo que deseas es llevar un ritmo mejor y disminuir el estrés durante la semana de trabajo, te sugiero crear una rutina o mejorar ciertos hábitos de la siguiente manera:

  1. Planea tu día la noche anterior. Tómate de 10 a 15 minutos para hacerlo. Adoptar este hábito produce beneficios asombrosos a lo largo de tu día, ya que vas viendo como cumples cada tarea.
  2. Revisa la previsión tiempo y elige tu ropa para el día siguiente.  Ahórrate ese tiempo que pierdes revolviendo tu armario o closet por la mañana. Ya no será necesario asomarse por la ventana para ver qué día hace para elegir tu outfit. Cuánto más prepares y planees tu día siguiente por la noche, más tiempo ahorrarás por la mañana.
  3. Mantenga las redes sociales fuera de tu alcance antes de dormir. Dedica a las redes sociales un momento específico, pero no permanezca todo la noche conectado. No solo te restan productividad, también te distraen y te quitan el sueño. Lea un libro, escuche música o cualquier otra actividad.
  4. Deja preparado en la cocina todo lo que vayas a usar para preparar el desayuno. Así, ganarás tiempo por la mañana, lo que se traduce en más minutos de sueño o más tiempo para dedicar a otras cosas más importantes.
  5. Haga una lista de tareas. Esto te proporcionará una noche más relajante y vas a ganar tiempo al despertar. Cuando planeas tu día en la noche anterior, te despiertas con los objetivos claros y definidos, y sabes todo lo que tienes que hacer, con lo cual tu día se convierte en día mucho más productivo, ya que te organizas para realizar todas las tareas de tu lista.

Para finalizar te animo a que decidas a ser una persona más productiva, ya que para ello la decisión debe partir de ti y de nadie más. Tomar la decisión es sólo la mitad de la batalla. Una vez que has tomado medidas, empezarás a marcarte objetivos a lo largo de día y verás lo mucho que eres capaz de hacer.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial