Para una mudanza sin estrés,  lo ideal es ir planeándose con un mes de antelación. Pero si has dejado la organización de la mudanza para la última hora, no entres en pánico. Te voy dar algunos consejos para realizar todo el proceso con agilidad y sin preocupaciones.

Lo primero de todo es contratar una empresa especializadaSi tu todavía no has contratado una empresa para realizar el transporte, debes buscar lo antes posible. La recomendación es definir la empresa con al menos una semana de antelación.

Para aliviar parte del trabajo que necesitarás hacer, también considere contratar una empresa que ofrezca ayudantes para cargar los objetos, además de servicios como desmontaje y montaje de muebles. Otra sugerencia para agilizar el cambio es reclutar amigos y familiares, ya que el trabajo, cuando es dividido, pesa menos para todos los involucrados.

 

En segundo lugar hay que tener en cuenta la lista de materiales indispensablesAntes de comenzar a organizar todo, te proporciono la siguiente lista de materiales:

  1. Cajas de varios tamaños: las puedes encontrar en tiendas especializadas o solicitar a la empresa que hará el transporte. Un consejo: dé preferencia a cajas de tamaño mediano, que son más fáciles de transportar y tienen menos riesgo de romperse al acumular objetos.
  2. Plástico burbuja y hojas de periódico serán fundamentales para proteger objetos frágiles.
  3. Rotuladores de punta gruesa para identificar las cajas.
  4. Cinta adhesiva resistente para cerrar las cajas.

Después de hacerte con todos los artículos citados arriba, es hora de empezar a empaquetar todas tus pertenencias. Recuerde que la organización es fundamental en este momento. Compruebe el paso a paso.

1) Separe documentos importantes y objetos valiosos, como pasaporte, joyas o medicamentos, para no correr el riesgo de mezclarse y perderse en el medio del cambio.

2) Cuide de una habitación a la vez. Así es más fácil controlar y asegurarse de que todo ha sido guardado correctamente.

3) Para no perderse en medio con las prisas trate de clasificar los objetos de cada habitación e ir empaquetando los objetos similares en la misma caja. Por ejemplo, una caja para cables y conectores, una para platos y platillos, una para ropa de invierno, otra para ropa de verano.

4) Comienza a colocar los elementos que más pesan en la base de la caja, como libros y objetos que no se rompen. A continuación, llene la caja con objetos más ligeros. Identifique cada caja inmediatamente después de sellarla con la cinta adhesiva.

5) Embale los objetos frágiles como espejos o objetos de cristal, necesitan ser empaquetados protegidos con plástico burbuja, periódicos o toallas. Y, obviamente, no mezcle objetos frágiles con otros elementos.

6) Ropa en perchas se pueden colocar directamente en cajas o bolsas plásticas.

7) Para ahorrar tiempo la ropa, documentos y utensilios que están en cajones pueden ser mantenidos dentro de la misma. Pero, ten cuidado para proteger cada cajón con plástico o mantas, dependiendo de su contenido, además de sellar con una cinta adhesiva.

Algunos consejos más:

Para facilitar tu vida al llegar a la nueva casa, prepare una caja con los elementos esenciales o con cosas que sabes que necesitarás el primer día. No pueden quedarse fuera: mudas de ropa, sábanas y fundas de almohada, artículos de higiene personal y utensilios de cocina.

Si no tienes tiempo de organizar tu mudanza o necesitas ayuda para ello, contrate un Organizador Profesional. Un Organizador Profesional Puede hacer que ese momento sea más tranquilo, con mucho menos estrés y más placentero para ti y tu familia.

Con un poco de planificación, es posible hacer la mudanza con rapidez y sin estrés.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial